Compartimos una nota sobre las PASTAS FRESCAS, publicada en la revista "ALIMENTOS ARGENTINOS" del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos de la Nación.

La misma fue escrita por la Ing. Alim. Elizabeth Lezcano que nos acompañó dando una disertación en el 1° CONGRESO NACIONAL DE ENTIDADES DE FABRICANTES DE PASTAS FRESCAS"

 

La producción de pastas frescas de Argentina se distribuye a lo largo de todo el país con establecimientos que elaboran y despachan su producción de manera directa en el mostrador.

Asimismo, existen industrias que producen y comercializan a través de las grandes cadenas de retail pastas frescas industriales envasadas, con marcas propias y para terceros.

Una de las principales diferencias entre pastas secas y frescas radica en el límite establecido por el Código Alimentario Argentino en relación a su contenido de agua. Dicha diferencia implica variaciones en los métodos de producción, conservación y en la vida útil de ambos productos, que además tienen procesos de elaboración diferentes. Las distintas pastas frescas pueden ser producidas tanto artesanal como industrialmente, mientras que las pastas secas son elaboradas de manera industrial, ya que es virtualmente inexistente la alternativa de realizar el proceso de secado de manera artesanal. Según datos del sector privado del año 2015, aproximadamente el 44% de la producción de pastas frescas es artesanal, mientras que un 56% es industrial.

El mercado de las pastas fue definido por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) sobre la base del alto grado de diferenciación de producto que presenta la industria. Sostuvo que: “la existencia de un abanico continuo de productos de diferentes precios, presentaciones y calidades no permite establecer un límite marcado entre las diferentes categorías de pastas y por ende se debe considerar desde el punto de vista de la demanda un único mercado relevante de pastas”. Sin embargo, en el mismo dictamen la Comisión señaló que: “según su período de conservación, durabilidad o practicidad, es posible diferenciar entre pastas secas y frescas” y, a su vez, que “es posible encontrar diferencias entre las distintas categorías de pastas en cuanto a sus características físicas, forma, preparación, rendimiento, calidad y hábitos de consumo, y por supuesto precios.”

El Dictamen observaba que ninguna de las empresas que comercializaban pastas secas comercializaba pastas frescas, y que las marcas eran diferentes, con la única excepción de los supermercados que elaboraban y comercializaban marcas propias de pastas (secas y frescas).

Eran los casos de Carrefour, Coto, Día %, Jumbo, Vea (todos supermercados que comercializan pastas frescas y secas con la marca de la cadena), así como también, los supermercados mayoristas Makro (bajo sus marcas Aro y M&K), Walmart (bajo su marca Great Value) y la cadena de supermercados regional Comodín, que posee sucursales en las provincias de Jujuy y Salta y comercializa dichos productos bajo esta misma marca. Cabe aclarar que la producción de pastas de los supermercados es elaborada por terceros. En la actualidad, la popular marca de pastas secas Matarazzo también cuenta con la comercialización de pastas frescas bajo la misma marca.

Por otro lado, como un avance en la organización de esta cadena de valor, las principales empresas del sector elaborador de pastas frescas se reunieron en la ciudad de Mendoza, los días 26 y 27 de septiembre de 2019, para promover el perfeccionamiento técnico de la cadena y su progreso. La iniciativa estuvo a cargo de la Federación de Entidades de Fabricantes de Pastas Frescas, entidad civil que nuclea a los fabricantes de todo el país (excepto Capital Federal y Provincia de Buenos Aires). Se trató del 1er Congreso Nacional específico del sector productor de pastas frescas.

En este marco el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca participó con la exposición de un profesional de su Secretaría de Alimentos y Bioeconomía, en tanto que otros disertantes desarrollaron temas que otorgaron gran amplitud temática al encuentro: “Herramientas para PyMEs y empresas familiares”; “Opciones para mejorar el perfil saludable de las pastas”; “Es posible exportar pastas frescas”; “Higiene y seguridad en el trabajo”, “Microbiología de las pastas frescas”, entre otros. En la oportunidad también fue presentado el libro: “Trigo. Un cereal único”.

Producción industrial

Los datos de la UIFRA (Unión de Industriales Fideeros de la República Argentina) indican que en el año 2018 la producción nacional de pastas frescas (no envasadas e industriales) fue de 50.480 toneladas, cifra que equivale a una participación respecto a la producción total de pastas alimenticias (secas más frescas) del 13,3%. Es decir, que el mayor volumen de pastas alimenticias producido por el país correspondió a las pastas secas, con un 86,7% del total manufacturado en ese año.

A partir de la misma fuente de información, surge que respecto al total de pasta fresca producido en 2018, el 24,7% correspondió a las pastas frescas sin envasar con despacho directo en el mostrador, por lo que el resto (el 75,3%) corresponde a las pastas frescas industriales. Cabe mencionar, que respecto a la información relevada por la CNDC en 2015 los datos de 2018 muestran que las pastas frescas industriales cobraron un fuerte protagonismo, pasando del 56% a casi el 75%.

La provincia de Buenos Aires es la que cuenta con mayor número de empresas dedicadas a la producción industrial de pastas frescas, muchas de ellas con alcance y distribución nacional. Entre las marcas más reconocidas se encuentran La Salteña (en manos de Molinos Río de la Plata S.A. desde enero de 2019), Villa D’Agri, Pastas Orali, Mendia, Tapa Manía, Signo de Oro y Alijor.

En 2014 las pastas frescas industriales de La Salteña representaban un 12,31% del volumen del mercado de estos productos y las de la marca Matarazzo un 2,92%. En valor la participación fue del 20,10% y 4,78%, respectivamente. Tanto en volumen como en valor las participaciones sumadas en el mercado de pastas frescas industriales eran bajas y en consecuencia se dictaminó que la operación notificada no tenía entidad suficiente para producir efectos horizontales con capacidad de alterar la competencia en el mercado de las pastas frescas y afectar el interés económico general.

Le sigue en cantidad de empresas productoras la provincia de Córdoba, con marcas tradicionales en esa provincia como La Italiana, Bettini y Ottonello, todas ellas con antecedentes de exportación. De Santa Fe (Rosario) proceden las pastas frescas Yuli, envasadas en atmósfera modificada, que se distribuyen además en Chaco, Formosa, Corrientes y Entre Ríos. Asimismo, en Chaco se elaboran las pastas frescas Adolfina y La Cambicha.

 

Comercio exterior

El intercambio comercial se aborda como un conjunto de productos, dado que la falta de apertura del Nomenclador Arancelario no permite identificar a las pastas frescas en particular.

Tratamiento Arancelario

Cabe aclarar que para el análisis del comercio exterior de las pastas frescas se consideraron las posiciones arancelarias del Nomenclador Común Mercosur: 1902.11.00, 1902.19.00 y 1902.20.00, a doce dígitos. Estas posiciones comprenden las pastas alimenticias rellenas o sin rellenar, con o sin huevo y las congeladas o sin congelar. Además, debe agregarse la posición 1901.20.00.111A para las tapas de empanadas y tartas, dada la asociación productiva entre ambos tipos de productos.

Todas las pastas alimenticias se encuentran gravadas con derechos de importación del 16,00% mientras que los discos de masa lo están con un 14,00%. Los derechos de exportación alcanzan para todos los tipo un tope máximo del 12% o de $3 por US$ exportado.

En el caso de los reintegros a las operaciones de exportación, los más altos -de 3,25%- se dan para las pastas alimenticias en envases menores o iguales a un kilogramo. Si el producto se encuentra en envases de mayor tamaño recibe un reintegro de 2,50%. Por otra parte, a las exportaciones de discos de masa les corresponde un reintegro del 1,50%.

Las pastas frescas y secas se exportan bajo las mismas posiciones arancelarias distinguiéndose en “con huevo” y “sin huevo”. Como las posiciones arancelarias son compartidas no se puede saber a qué tipo de pasta corresponde cada operación registrada bajo una u otra posición. No obstante, las pastas congeladas o enfriadas (1902.20.00, a doce dígitos) corresponden a pastas frescas dada su perecibilidad y requerimiento de frío.

 

EXPORTACIONES

Las exportaciones del conjunto de pastas alimenticias en 2018 ascendieron a 25,2 mil toneladas (+33,7% respecto 2017) por US$ FOB 16,9 millones (+20,0% respecto 2017). El 93,8% del volumen y el 78,3% del valor exportado ese año correspondieron a la posición arancelaria 1902.19.00 (pastas sin huevo), seguidas por la posición 1902.20.00 (pastas rellenas congeladas o enfriadas) con el 18,3% del valor exportado, un 2,3% para la posición 1902.11.00 (pastas con huevo) y un 1,1% para la posición 1902.30.00 (pastas instantáneas, no mencionadas anteriormente en el informe).

En la siguiente tabla se detallan las exportaciones, en volumen y valor, de los principales tipos de pastas alimenticias que las componen, entre los años 2014 y los primeros ocho meses de 2019.

Entre los años 2014 y el período enero - agosto 2019 se observa que 2015 ha sido el año que registró el menor volumen y valor de exportaciones para el conjunto del sector.

A partir 2016 el sector exportador de pastas alimenticias creció ininterrumpidamente de manera interanual tanto en volumen como en valor.

Se espera que el 2019 muestre la misma, tendencia aunque posiblemente con una retracción en el volumen exportado.

La composición de las exportaciones de pastas alimenticias implica que la mayor parte de los envíos externos del sector corresponden a pastas secas. Esto obedece a las características de producto transable que tienen estos productos en virtud de las posibilidades de conservación por períodos de tiempo de 1 año. En cambio, las pastas frescas requieren condiciones de frío (refrigeración o congelación) para mantenerse inalterables hasta su consumo, y poseen una vida útil menor.

Dentro de las exportaciones pueden identificarse específicamente como pastas frescas las que son comercializadas a través de la posición arancelaria 1902.20.00 (pastas rellenas congeladas o enfriadas). Cabe destacar que en los años donde la participación de esta posición sobre el total exportado es mayor, se observa un incremento del valor unitario promedio de las exportaciones del conjunto sectorial (años 2014 y 2015). El valor unitario promedio calculado para la posición arancelaria 1902.20.00 entre los años 2014 y 2019 siempre ha superado los US$ 2 mil por tonelada.

Cabe destacar que en el período analizado las exportaciones de pastas rellenas congeladas o enfriadas promediaron la cifra de 1.329 toneladas.

Así 2018 presenta el volumen más bajo de exportaciones para este tipo de producto (1.293 toneladas), mientras que en 2016 y 2017 registraron respectivamente mayor volumen y valor operado que cada año anterior (2015 y 2016).

Respecto a 2019, los datos registrados hasta agosto, indican un crecimiento interanual respecto a igual período de 2018, tanto en volumen como en valor, para el conjunto de productos comprendidos en la posición 1902.20.00, del 35,2% y 26,4%, respectivamente.

Lamentablemente, no es posible analizar las exportaciones de tapas para empanadas y tartas ya que su definición como producto se da teniendo en cuenta los 12 dígitos que componen la posición arancelaria y no solamente los primeros ocho. En la actualidad el INDEC no brinda

los datos de comercio exterior desagregados a 12 dígitos.

DESTINOS DE EXPORTACIÓN

Los destinos de exportación por tipo de producto se encuentran designados en algunos casos por el INDEC como “Sin determinar”, con lo cual no se puede identificar el país receptor de ese producto.

En el período acumulado enero- agosto de 2019, el 76,0% del valor de las exportaciones de pastas alimenticias se realizó a través de la posición arancelaria 1902.19.00. Chile concentró el 78,9% del valor exportado de este producto “Sin determinar” registrando el 17,8%; Paraguay se ubicó detrás con el 2,9% y Bolivia con el 0,4%.

Las pastas rellenas congeladas o enfriadas (1902.20.00), pastas frescas propiamente dichas, se ubicaron en el segundo lugar de importancia como producto exportado hasta agosto de 2019, con el 21,8% del valor total exportado por el sector. En este caso Chile también lideró los destinos de exportación recibiendo el 49,4% de este producto, como “Sin determinar” se exportó el 33,5% y a Paraguay se envió el 17,0% restante.

En lo que va de 2019, las pastas con huevo (1902.11.00) y las instantáneas (1902.30.00) solamente concentraron entre ambos tipos el 2,4% del valor exportado.

 

IMPORTACIONES

Las importaciones anuales de pastas alimenticias registran crecimiento constante desde el año 2016, tanto en volumen como en valor. En el período acumulado enero- agosto de 2019 su valor unitario promedio fue de US$ 1.677 por tonelada.

Italia continúa siendo el principal país de origen de las pastas alimenticias que adquiere Argentina, y acumula siempre más del 50% del valor de las operaciones anuales de estos productos entre el 2014 y el 2018.

También se reciben envíos procedentes de Uruguay, la República de Corea, China, Brasil y Estados Unidos, aunque de menor relevancia.

Conclusiones

La producción de pastas frescas industriales se ha impuesto sobre la de pastas frescas con despacho al mostrador.

Los datos presentados permiten concluir que el sector puede mejorar su performance exportadora si logra diversificar su portfolio de productos. Las pastas frescas poseen un gran potencial que permitiría incrementar el valor unitario promedio del conjunto del sector. Se aguarda que en 2019 los volúmenes de exportación se sostengan, al igual que el ingreso de divisas generado por esta operatoria.

La especialización de la mano de obra requerida por el sector y la reciente actividad de capacitación convocada por la Federación que representa al sector son factores que abren una gran posibilidad de interacción público- privada para dinamizar esta importante industria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *